La Negligencia y los Talentos!

Loading
loading..

La Negligencia y los Talentos!

junio 18, 2010
Isaiah
No Comments

Es mi opinión que Mateo 25 es uno de los conjuntos más notables de las enseñanzas de la Biblia, tres parábolas conectadas entre sí para darnos un mensaje directo, y una muy clara instrucción sobre el comportamiento, la actitud y la fidelidad.
El Señor no necesita explicar (aunque con bastante claridad lo hace) el significado de estas parábolas para hacerse entender. En ese instante, Jesús entiende que el momento de su sacrificio se avecina, y Él está preparando a sus discípulos para su partida y para el potencial inicio de sus ministerios. Podemos ver en los dos capítulos anteriores de Mateo como Jesús expresa sus lamentos por la ceguera de aquellos que podrían haber hecho la diferencia en la conversión de Israel en torno a la salvación, y la forma en que Él aconseja a sus discípulos acerca de los tiempos por venir y la necesidad de que se mantengan alerta y preparados.
En Mateo 25 encontramos tres grandes ejemplos de los tiempos que estamos viviendo hoy en día, tiempos en que, como fue profetizado en el libro de apocalipsis, la iglesia se enfriará, y los hermanos se distraerán con las cosas del mundo y los deseos carnales. Y como serán atraídos por las enseñanzas falsas y habrá abundancia de actitudes egocéntricas y de la distorsión de la verdad.
Y El Señor Jesucristo no decora sus palabras cuando nos explica cual será el resultado de estas perversiones de la iglesia. Él nos indica claramente que aquellos que eligen vivir en la oscuridad recibirán la oscuridad verdadera por toda la eternidad. En un lugar «donde hay llanto y crujir de dientes.» (Mateo 25:30)
Hay una cierta actitud de auto engaño entre los cristianos hoy en día, una que concuerda perfectamente con estas advertencias de Jesús. Muchos hombres y mujeres los cuales viven una vida cristiana a medias, personas que profesan seguir a Jesús y, sin embargo continúan alimentando la carne, preguntándose que tanto de su vida mundana pueden continuar viviendo y aun seguir siendo cristianos, y permitiendo que su naturaleza egoísta continúe floreciendo.
Pero el mensaje de nuestro Señor Jesucristo en Mateo 25, fue dirigido a los líderes de su iglesia, a quienes Él les ha confiado el cuidado de sus ovejas (Juan 21:15-17), porque ellos son directamente responsables de guiarles por el camino correcto, de darles el tipo adecuado de alimentos, y de llevarlos a beber del río de agua viva.
En cambio el Líder de la Iglesia moderna está más interesado en tener edificios más grandes, y más actividades y una mayor diversidad de grupos y ministerios. Está más centrado en contar con mayores congregaciones, y en estar en sintonía con la era moderna.
Postmodernismo ha penetrado en la iglesia de Jesucristo de manera tan agresiva que no es suficiente que continuemos con nuestras tradiciones. Es necesario sacudir los cimientos de la iglesia para erradicar esta enfermedad, pero no cerrando las puertas y aislarnos del problema, sino confrontándolo con las armas que nos han sido dadas.
Jesús nos está mostrando en la primera parábola una situación evidente hoy en día, la iglesia está dormida, pero el problema no es tanto que la iglesia esté dormida, sino que entre los durmientes la mitad de ellos ha perdido la unción, ha perdido el espíritu, se ha enfriado. (Mateo 24:12) Y no hace falta ser un genio para ver esta verdad dentro de las paredes de los edificios de la iglesia moderna.
Mi hijo de ocho años me hizo ayer una pregunta simple, el vio una botella con un líquido transparente la cual tenía una etiqueta amarilla que decía «corrosivo» me preguntó qué significaba la palabra el corrosivo, después de darle la mejor explicación que pude encontrar en mi mente, le di el ejemplo del pecado y la conducta pecaminosa, y le expliqué cómo un pequeño comportamiento erróneo el cual no parece perjudicar a nadie penetra en la iglesia, y comienza lentamente a morder en las paredes, en las cortinas, los instrumentos musicales, luego se mete dentro de los micrófonos, y muy pronto todo lo que sale de los altavoces es la apostasía y la negligencia espiritual.
Le expliqué cómo, por ejemplo, entras en una habitación donde hay un mal olor, y huele mal por un rato, pero después de un tiempo tu sentido del olfato se adapta y ya no huele tan mal, y pronto no te das cuenta del mal olor. Le advertí a mi hijo, «donde veas el pecado, corre, no quedes cerca porque el pecado es contagioso.»
Entre los grandes pecados de la iglesia de hoy esta la negligencia, hay desánimo, el desdén, y la falta de fe,
Pero también está la codicia y la inmoralidad, el vicio y la blasfemia y el insulto constante a la obra de Cristo en la Cruz, y a la palabra escrita, y una constante burla a Dios mismo.
La parte más dolorosa de todas estas situaciones es que la mayoría de los líderes que están guiando a sus ovejas a la masacre están tan perdidos como sus ellas, estos en realidad piensan que están haciendo bien porque están gritando el nombre de Jesús en voz alta, son auto-engañados e ignorantes de las consecuencias de su comportamiento. Estos ministros ni siquiera comprenden su necesidad de arrepentimiento y cambio de actitud (Mateo 23)
La segunda parábola de Jesús en Mateo 25 nos da un claro indicio de las consecuencias de descuidar nuestros talentos, y la negligencia no sólo significa que no estemos haciendo lo que se supone que debemos hacer con ellos, sino también el mal uso de esos talentos. Estos no nos fueron dados para satisfacer nuestro ego y nuestra avaricia o para la glorificarnos nosotros mismos, sino para glorificar al Todopoderoso, para traer honor a su nombre.
El diccionario define la palabra negligencia como el menosprecio, el descuido y falta de respeto.
Yo agregaría a esta lista el abuso y la conducta inmoral.
No hay ningún mal en la adaptación a los tiempos modernos para traer a la iglesia un ministerio efectivo, no hay nada malo en el uso de las herramientas que el progreso y la tecnología nos prevéen, para el avance del evangelio. De hecho yo creo que Dios nos está dando la oportunidad más grande de todos los tiempos, poniendo en nuestras manos una manera de llegar al mundo en un instante.
Dios también nos está dando el regalo de estar viviendo el cumplimiento de las profecías, pues estamos viendo acontecer todos los eventos anunciados por sus grandes profetas. La apostasía, los falsos profetas, los falsos cristos, las guerras, los rumores de guerras, las catástrofes, un mar que se vuelve rojo como la sangre y que rápidamente está destruyendo la vida marina, un gobierno mundial y una economía mundial a punto de manifestarse, y una extraordinaria manera de llegar a cada hombre sobre la tierra con la buena nueva del Evangelio.
Los apóstoles hubiesen querido vivir en estos tiempos.
Por tanto, estemos alerta, no permitamos que el engaño se cuele y penetre nuestra fe. Hay un solo cuerpo, un solo espíritu, un solo Señor, una sola fe y un solo bautismo (Efesios 4:4-5).
Estaré escribiendo más adelante sobre este tema, pero por ahora, mantengamos nuestros ojos puestos en el autor y consumador de la fe, (Hebreos 12:2) él es el único hombre que merece toda alabanza y adoración. Y no descuides el don que el Señor tan sobreabundantemente ha derramado en ti.
Él se merece que le amemos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con toda nuestra mente, (Mateo 22:37) no sólo con una parte de ella.
Que el Señor te dé la pasión, para amarle con todas tus fuerzas y para que nunca descuides la labor que Él te ha encomendado!

Rev. José A. Luna
Siervo de Cristo Jesús

La Negligencia y los Talentos! Isaiah falsos profetasUncategorized
Es mi opinión que Mateo 25 es uno de los conjuntos más notables de las enseñanzas de la Biblia, tres parábolas conectadas entre sí para darnos un mensaje directo, y una muy clara instrucción sobre el comportamiento, la actitud y la fidelidad. El Señor no necesita explicar (aunque con...
Es mi opinión que Mateo 25 es uno de los conjuntos más notables de las enseñanzas de la Biblia, tres parábolas conectadas entre sí para darnos un mensaje directo, y una muy clara instrucción sobre el comportamiento, la actitud y la fidelidad. <br />El Señor no necesita explicar (aunque con bastante claridad lo hace) el significado de estas parábolas para hacerse entender. En ese instante, Jesús entiende que el momento de su sacrificio se avecina, y Él está preparando a sus discípulos para su partida y para el potencial inicio de sus ministerios. Podemos ver en los dos capítulos anteriores de Mateo como Jesús expresa sus lamentos por la ceguera de aquellos que podrían haber hecho la diferencia en la conversión de Israel en torno a la salvación, y la forma en que Él aconseja a sus discípulos acerca de los tiempos por venir y la necesidad de que se mantengan alerta y preparados. <br />En Mateo 25 encontramos tres grandes ejemplos de los tiempos que estamos viviendo hoy en día, tiempos en que, como fue profetizado en el libro de apocalipsis, la iglesia se enfriará, y los hermanos se distraerán con las cosas del mundo y los deseos carnales. Y como serán atraídos por las enseñanzas falsas y habrá abundancia de actitudes egocéntricas y de la distorsión de la verdad. <br />Y El Señor Jesucristo no decora sus palabras cuando nos explica cual será el resultado de estas perversiones de la iglesia. Él nos indica claramente que aquellos que eligen vivir en la oscuridad recibirán la oscuridad verdadera por toda la eternidad. En un lugar "donde hay llanto y crujir de dientes." (Mateo 25:30) <br />Hay una cierta actitud de auto engaño entre los cristianos hoy en día, una que concuerda perfectamente con estas advertencias de Jesús. Muchos hombres y mujeres los cuales viven una vida cristiana a medias, personas que profesan seguir a Jesús y, sin embargo continúan alimentando la carne, preguntándose que tanto de su vida mundana pueden continuar viviendo y aun seguir siendo cristianos, y permitiendo que su naturaleza egoísta continúe floreciendo. <br />Pero el mensaje de nuestro Señor Jesucristo en Mateo 25, fue dirigido a los líderes de su iglesia, a quienes Él les ha confiado el cuidado de sus ovejas (Juan 21:15-17), porque ellos son directamente responsables de guiarles por el camino correcto, de darles el tipo adecuado de alimentos, y de llevarlos a beber del río de agua viva. <br />En cambio el Líder de la Iglesia moderna está más interesado en tener edificios más grandes, y más actividades y una mayor diversidad de grupos y ministerios. Está más centrado en contar con mayores congregaciones, y en estar en sintonía con la era moderna. <br />Postmodernismo ha penetrado en la iglesia de Jesucristo de manera tan agresiva que no es suficiente que continuemos con nuestras tradiciones. Es necesario sacudir los cimientos de la iglesia para erradicar esta enfermedad, pero no cerrando las puertas y aislarnos del problema, sino confrontándolo con las armas que nos han sido dadas. <br />Jesús nos está mostrando en la primera parábola una situación evidente hoy en día, la iglesia está dormida, pero el problema no es tanto que la iglesia esté dormida, sino que entre los durmientes la mitad de ellos ha perdido la unción, ha perdido el espíritu, se ha enfriado. (Mateo 24:12) Y no hace falta ser un genio para ver esta verdad dentro de las paredes de los edificios de la iglesia moderna. <br />Mi hijo de ocho años me hizo ayer una pregunta simple, el vio una botella con un líquido transparente la cual tenía una etiqueta amarilla que decía "corrosivo" me preguntó qué significaba la palabra el corrosivo, después de darle la mejor explicación que pude encontrar en mi mente, le di el ejemplo del pecado y la conducta pecaminosa, y le expliqué cómo un pequeño comportamiento erróneo el cual no parece perjudicar a nadie penetra en la iglesia, y comienza lentamente a morder en las paredes, en las cortinas, los instrumentos musicales, luego se mete dentro de los micrófonos, y muy pronto todo lo que sale de los altavoces es la apostasía y la negligencia espiritual. <br />Le expliqué cómo, por ejemplo, entras en una habitación donde hay un mal olor, y huele mal por un rato, pero después de un tiempo tu sentido del olfato se adapta y ya no huele tan mal, y pronto no te das cuenta del mal olor. Le advertí a mi hijo, "donde veas el pecado, corre, no quedes cerca porque el pecado es contagioso." <br />Entre los grandes pecados de la iglesia de hoy esta la negligencia, hay desánimo, el desdén, y la falta de fe, <br />Pero también está la codicia y la inmoralidad, el vicio y la blasfemia y el insulto constante a la obra de Cristo en la Cruz, y a la palabra escrita, y una constante burla a Dios mismo. <br />La parte más dolorosa de todas estas situaciones es que la mayoría de los líderes que están guiando a sus ovejas a la masacre están tan perdidos como sus ellas, estos en realidad piensan que están haciendo bien porque están gritando el nombre de Jesús en voz alta, son auto-engañados e ignorantes de las consecuencias de su comportamiento. Estos ministros ni siquiera comprenden su necesidad de arrepentimiento y cambio de actitud (Mateo 23) <br />La segunda parábola de Jesús en Mateo 25 nos da un claro indicio de las consecuencias de descuidar nuestros talentos, y la negligencia no sólo significa que no estemos haciendo lo que se supone que debemos hacer con ellos, sino también el mal uso de esos talentos. Estos no nos fueron dados para satisfacer nuestro ego y nuestra avaricia o para la glorificarnos nosotros mismos, sino para glorificar al Todopoderoso, para traer honor a su nombre. <br />El diccionario define la palabra negligencia como el menosprecio, el descuido y falta de respeto. <br />Yo agregaría a esta lista el abuso y la conducta inmoral. <br />No hay ningún mal en la adaptación a los tiempos modernos para traer a la iglesia un ministerio efectivo, no hay nada malo en el uso de las herramientas que el progreso y la tecnología nos prevéen, para el avance del evangelio. De hecho yo creo que Dios nos está dando la oportunidad más grande de todos los tiempos, poniendo en nuestras manos una manera de llegar al mundo en un instante. <br />Dios también nos está dando el regalo de estar viviendo el cumplimiento de las profecías, pues estamos viendo acontecer todos los eventos anunciados por sus grandes profetas. La apostasía, los falsos profetas, los falsos cristos, las guerras, los rumores de guerras, las catástrofes, un mar que se vuelve rojo como la sangre y que rápidamente está destruyendo la vida marina, un gobierno mundial y una economía mundial a punto de manifestarse, y una extraordinaria manera de llegar a cada hombre sobre la tierra con la buena nueva del Evangelio. <br />Los apóstoles hubiesen querido vivir en estos tiempos. <br />Por tanto, estemos alerta, no permitamos que el engaño se cuele y penetre nuestra fe. Hay un solo cuerpo, un solo espíritu, un solo Señor, una sola fe y un solo bautismo (Efesios 4:4-5). <br />Estaré escribiendo más adelante sobre este tema, pero por ahora, mantengamos nuestros ojos puestos en el autor y consumador de la fe, (Hebreos 12:2) él es el único hombre que merece toda alabanza y adoración. Y no descuides el don que el Señor tan sobreabundantemente ha derramado en ti. <br />Él se merece que le amemos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con toda nuestra mente, (Mateo 22:37) no sólo con una parte de ella. <br />Que el Señor te dé la pasión, para amarle con todas tus fuerzas y para que nunca descuides la labor que Él te ha encomendado! <br /><br />Rev. José A. Luna <br />Siervo de Cristo Jesús

Leave A Comment

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021