La Cura para la Ceguera Espiritual!

Loading
loading..

La Cura para la Ceguera Espiritual!

junio 20, 2010
Isaiah
No Comments

«Veo a la gente, que parecen árboles caminando» (Marcos 8:24)
Mi hijo William me comentó una vez, ‘papá no te olvides que hay una implicación espiritual a todo lo que sucede en la tierra «. Esta declaración ha estado repitiéndose en mi mente desde hace bastante tiempo; y no podría yo estar más de acuerdo.
Jesús enseña a sus discípulos que todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra es desatado en el cielo (Mateo 18:18).
La particular historia que contiene este versículo inicial, y que sólo se encuentra en el libro de Marcos, en Marcos 8:22-26, se ha convertido en un enigma para muchos estudiosos, y muchos significados y explicaciones diferentes han sido sugeridos sobre ella.
Pero vayamonos con la observación de William acerca de la repercusión espiritual de todas las cosas, y vamos a sacar algunas conclusiones de esta controversial historia de sanación.
Un ciego le pide a Jesús que le toque para ser sanado, este ciego había sido traído a Jesús por un grupo de personas mientras Él estaba en la ciudad de Betsaida.
Sabemos por Lucas 10:12-13 cómo Jesús habla acerca de la falta de arrepentimiento de esta aldea, señalando que si él hubiese hecho en Sodoma los Milagros realizo en este pueblo, estos se hubiesen arrepentido en saco y ceniza.
En esta historia, Jesús lleva al ciego fuera de la aldea antes de intentar curarlo, y un par de cosas sucedieron durante este proceso.
La primera cosa, aparentemente extraña, es que Jesús escupió en los ojos de este hombre antes de poner en el su toque sanador. Lo importante acerca de la manera en que Jesús hace esto, se relaciona con una tradición judía la cual se encuentra en el Talmud, y la cual enseña que la saliva de un primer hijo tiene poderes curativos, de hecho, incluso en mi país de nacimiento existe esta tradición, y vemos a gente escupiendo en cortadas y rasguños para ayudar a acelerar el proceso de curación. Un caso similar se encuentra en Juan 9; Jesús usa su saliva para hacer lodo el cual Él aplica a los ojos de un ciego para restaurar su visión.
Creo que con esta enseñanza Jesús nos está diciendo que no hay nada malo en seguir las tradiciones, siempre y cuando no entren en conflicto con las enseñanzas de la Biblia.
Lo siguiente que podemos extraer de esta historia es que cuando Jesús nos toca, algo va a suceder en nuestras vidas, quizás no sea instantáneo, podría tomar algún tiempo, pero algo va a suceder, lo primero que Jesús hace es llevarnos fuera de nuestra zona de comodidad, Él te llevará fuera del pueblo, Él te sacará de las cosas mundanas, fuera del ruido y la contaminación y las influencias negativas del mundo, y entonces te preguntara «¿Ves algo?»
Él tomó al ciego de la mano y lo llevó fuera del pueblo. Cuando él había escupido en los ojos del hombre y puso las manos sobre él, Jesús le preguntó: «¿Ves algo?» Marcos 8:23
La primera vez que Jesús puso sus manos sobre el ciego, produjo un efecto en él, pero él no fue curado totalmente, (Marcos 8:24). Muchas veces Jesús nos toca y recibimos la convicción por el cambio, y sentimos que algo ha sido encendido en nuestras vidas, pero todavía vemos las cosas distorsionadas y fuera de lugar, quizás ya no vemos el mundo la manera en que solíamos hacerlo, pero las cosas pueden aun no verse totalmente claras. «Veo a la gente, como si fueran árboles caminando»
Pero si Jesús tiene que tocarte una segunda vez, no hay nada que se interponga entre tu y la libertad espiritual, todas las cadenas se romperán, todos las murallas serán derribadas, y toda la verdad será revelada.
Una vez más Jesús puso sus manos sobre los ojos del hombre. Luego sus ojos se abrieron, su vista fue restaurada, y él lo veía todo con claridad. Marcos 8:25. «Y él lo veía todo con claridad»
¿Cómo puede alguien ponerse delante del poder de Dios, frente a la magnífica unción divina de Jesús y no ser curado? Este hombre nunca más seria ciego, las escamas de sus ojos se habían caído, su vida había sido transformada, y el nunca más sería la misma persona.
Jesús tocó el cadáver de una niña de doce años y ella volvió a la vida, Jesús tocó el féretro de un joven muerto y este resucito, Jesús llamo a Lázaro y este salió de la tumba. Cuando Jesús te toca algo va a volver a la vida, no importa si estás torcido, o desformado o jorobado o doblado o cojo, el toque de Jesús es poder, es poder de resurrección, es poder curativo, es poder de salvación, es poder de restauración. Cualquier cosa que esté muerta en ti va a volver a la vida con el toque de Jesús. Todo lo que necesitas hacer es creer, si crees en Él nada se interpondrá entre tu y una vida gloriosa, una vida de libertad, una vida de entendimiento, una vida de revelación, y una vida de verdaderas opciones.
Pero Jesús le dijo al hombre una vez que fue curado. «No vuelvas a entrar en el pueblo» (versículo 26)
Así es que si Él te ha sanado, si Él te ha resucitado, si Él te ha retornado a la vida, si Él te ha curado de tu ceguera espiritual, no regreses a la aldea, no retornes al mundo, no mires hacia atrás a los oscuros caminos de la vida mundana, porque una vez que Jesús te toque, no hay nada que ganar y todo que perder en regresar al mundo. Tu ceguera retornará, tu paralítico espíritu nunca aprenderá a caminar, y la esperanza de la salvación se perderá para siempre. Una vez que Jesús ha removido las escamas de tus ojos, no regreses a la aldea, en ves de esto, camina hacia tu casa, hacia el padre, y envuélvete en la seguridad de su presencia.

Que la salud espiritual este siempre presente en tu vida, y que a medida que creces, aquellos que te rodean sean curados a través de ti.

Rev. José A. Luna
Siervo de Cristo Jesús

La Cura para la Ceguera Espiritual! Isaiah Uncategorized
'Veo a la gente, que parecen árboles caminando' (Marcos 8:24) Mi hijo William me comentó una vez, 'papá no te olvides que hay una implicación espiritual a todo lo que sucede en la tierra '. Esta declaración ha estado repitiéndose en mi mente desde hace bastante tiempo; y no...
"Veo a la gente, que parecen árboles caminando" (Marcos 8:24) <br />Mi hijo William me comentó una vez, 'papá no te olvides que hay una implicación espiritual a todo lo que sucede en la tierra ". Esta declaración ha estado repitiéndose en mi mente desde hace bastante tiempo; y no podría yo estar más de acuerdo. <br />Jesús enseña a sus discípulos que todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra es desatado en el cielo (Mateo 18:18). <br />La particular historia que contiene este versículo inicial, y que sólo se encuentra en el libro de Marcos, en Marcos 8:22-26, se ha convertido en un enigma para muchos estudiosos, y muchos significados y explicaciones diferentes han sido sugeridos sobre ella. <br />Pero vayamonos con la observación de William acerca de la repercusión espiritual de todas las cosas, y vamos a sacar algunas conclusiones de esta controversial historia de sanación. <br />Un ciego le pide a Jesús que le toque para ser sanado, este ciego había sido traído a Jesús por un grupo de personas mientras Él estaba en la ciudad de Betsaida. <br />Sabemos por Lucas 10:12-13 cómo Jesús habla acerca de la falta de arrepentimiento de esta aldea, señalando que si él hubiese hecho en Sodoma los Milagros realizo en este pueblo, estos se hubiesen arrepentido en saco y ceniza. <br />En esta historia, Jesús lleva al ciego fuera de la aldea antes de intentar curarlo, y un par de cosas sucedieron durante este proceso. <br />La primera cosa, aparentemente extraña, es que Jesús escupió en los ojos de este hombre antes de poner en el su toque sanador. Lo importante acerca de la manera en que Jesús hace esto, se relaciona con una tradición judía la cual se encuentra en el Talmud, y la cual enseña que la saliva de un primer hijo tiene poderes curativos, de hecho, incluso en mi país de nacimiento existe esta tradición, y vemos a gente escupiendo en cortadas y rasguños para ayudar a acelerar el proceso de curación. Un caso similar se encuentra en Juan 9; Jesús usa su saliva para hacer lodo el cual Él aplica a los ojos de un ciego para restaurar su visión. <br />Creo que con esta enseñanza Jesús nos está diciendo que no hay nada malo en seguir las tradiciones, siempre y cuando no entren en conflicto con las enseñanzas de la Biblia. <br />Lo siguiente que podemos extraer de esta historia es que cuando Jesús nos toca, algo va a suceder en nuestras vidas, quizás no sea instantáneo, podría tomar algún tiempo, pero algo va a suceder, lo primero que Jesús hace es llevarnos fuera de nuestra zona de comodidad, Él te llevará fuera del pueblo, Él te sacará de las cosas mundanas, fuera del ruido y la contaminación y las influencias negativas del mundo, y entonces te preguntara "¿Ves algo?" <br />Él tomó al ciego de la mano y lo llevó fuera del pueblo. Cuando él había escupido en los ojos del hombre y puso las manos sobre él, Jesús le preguntó: "¿Ves algo?" Marcos 8:23 <br />La primera vez que Jesús puso sus manos sobre el ciego, produjo un efecto en él, pero él no fue curado totalmente, (Marcos 8:24). Muchas veces Jesús nos toca y recibimos la convicción por el cambio, y sentimos que algo ha sido encendido en nuestras vidas, pero todavía vemos las cosas distorsionadas y fuera de lugar, quizás ya no vemos el mundo la manera en que solíamos hacerlo, pero las cosas pueden aun no verse totalmente claras. "Veo a la gente, como si fueran árboles caminando" <br />Pero si Jesús tiene que tocarte una segunda vez, no hay nada que se interponga entre tu y la libertad espiritual, todas las cadenas se romperán, todos las murallas serán derribadas, y toda la verdad será revelada. <br />Una vez más Jesús puso sus manos sobre los ojos del hombre. Luego sus ojos se abrieron, su vista fue restaurada, y él lo veía todo con claridad. Marcos 8:25. "Y él lo veía todo con claridad" <br />¿Cómo puede alguien ponerse delante del poder de Dios, frente a la magnífica unción divina de Jesús y no ser curado? Este hombre nunca más seria ciego, las escamas de sus ojos se habían caído, su vida había sido transformada, y el nunca más sería la misma persona. <br />Jesús tocó el cadáver de una niña de doce años y ella volvió a la vida, Jesús tocó el féretro de un joven muerto y este resucito, Jesús llamo a Lázaro y este salió de la tumba. Cuando Jesús te toca algo va a volver a la vida, no importa si estás torcido, o desformado o jorobado o doblado o cojo, el toque de Jesús es poder, es poder de resurrección, es poder curativo, es poder de salvación, es poder de restauración. Cualquier cosa que esté muerta en ti va a volver a la vida con el toque de Jesús. Todo lo que necesitas hacer es creer, si crees en Él nada se interpondrá entre tu y una vida gloriosa, una vida de libertad, una vida de entendimiento, una vida de revelación, y una vida de verdaderas opciones. <br />Pero Jesús le dijo al hombre una vez que fue curado. "No vuelvas a entrar en el pueblo» (versículo 26) <br />Así es que si Él te ha sanado, si Él te ha resucitado, si Él te ha retornado a la vida, si Él te ha curado de tu ceguera espiritual, no regreses a la aldea, no retornes al mundo, no mires hacia atrás a los oscuros caminos de la vida mundana, porque una vez que Jesús te toque, no hay nada que ganar y todo que perder en regresar al mundo. Tu ceguera retornará, tu paralítico espíritu nunca aprenderá a caminar, y la esperanza de la salvación se perderá para siempre. Una vez que Jesús ha removido las escamas de tus ojos, no regreses a la aldea, en ves de esto, camina hacia tu casa, hacia el padre, y envuélvete en la seguridad de su presencia.<br /><br />Que la salud espiritual este siempre presente en tu vida, y que a medida que creces, aquellos que te rodean sean curados a través de ti. <br /><br />Rev. José A. Luna <br />Siervo de Cristo Jesús

Leave A Comment

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021