La Mies es Mucha!

Loading
loading..

La Mies es Mucha!

junio 22, 2010
Isaiah
No Comments

Mañana a las 5 de la mañana voy estar de partida hacia el aeropuerto, ya que por la gracia de Dios tengo otra oportunidad de servirle. Esta vez vamos a pasar un agitado período de dos semanas de viaje por cuatro países de América Central.
En este viaje en particular, de acuerdo con los fines establecidos por nuestro Dios todopoderoso, tendremos cuatro encuentros pastorales, cuatro ceremonias de ordenación, catorce servicios regulares, tres inauguraciones de nuevas iglesias, y una serie de reuniones y actividades enfocadas en establecer las bases para el establecimiento de programas de salud y educación, programas de alcance comunitario, y una serie de otros servicios, como esta establecido en la visión de Casa de Salvación y World Christian Outreach Ministries
Sin embargo, nuestro Ministerio no es una estructura fantástica con una gran cantidad de recursos y grandes oficinas o empleados caros. Somos un grupo de base, un grupo de individuos, dispuestos a romper todas las barreras por la grandeza del Reino de Dios, somos un grupo de hombres y mujeres, trabajando con las uñas para hacer que las cosas sucedan en el tercer mundo, dejando nuestro propio cheque de pago en la caja de las ofrendas, para poner un halito de esperanza en aquellos que no tienen nada en las comunidades pobres del mundo, pero lo más importante, para llevar la cruz y la sepultura y la resurrección y la gloria de nuestro Señor Jesucristo al mundo , para llevar el mensaje del evangelio sin importar las consecuencias..
En este viaje he logrado reunir cincuenta Biblias, y un montón de ropa y otros artículos, pero en cada tarea que emprendemos, necesitamos sopesar el valor de dicha tarea y su prioridad, pues cada centavo que tenemos necesita ser tomado en cuenta, y ser estirado hasta el límite.
hemos llegado a ser llamados los Hombres de goma, pues, por ejemplo, cuando algún otro ministerio necesita quince o veinte mil dólares para excavar un pozo para llevar agua a una comunidad, nosotros hacemos el mismo trabajo con menos de cinco mil dólares, porque nos involucramos de lleno en la tarea , y ponemos nuestras manos a trabajar, nosotros mismos compramos todo el material necesario, contratamos camiones de perforación locales, o trabajadores en los lugares donde es necesario que el pozo sea excavado a mano. Negociamos con los proveedores por cada centavo, y nos aseguramos de que todo se haga de la manera mejor y más eficiente, sin soltar las riendas hasta que nosotros mismos bebemos del agua dulce procedente de las profundidades de la tierra.
Este principio se aplica a todo lo que hacemos y tiene sus raíces en la Biblia. Cuando viajamos nos quedamos en la casa de uno de los hermanos locales comemos lo que ellos comen y dormimos donde ellos duermen. Esta es la manera en que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó a hacerlo, a través de su enseñanza y por su propia práctica. Y donde se nos recibe, dejamos nuestra bendición (Lucas 9:1-6), (Mateo 10:1-16).
Nuestro objetivo no es construir edificios de lujo para las iglesias o grandes centros educativos, nuestro propósito es ir y hacer discípulos de todas las naciones, enseñándoles a obedecer los mandamientos del Señor Jesucristo (Mateo 28:19-20), y esto lo logramos a través de la educación y la evangelización, y alcance comunitario.
Proveemos Biblias y material educativo, convertimos las iglesias en aulas y en ellas capacitamos a los líderes para enseñar, y enseñamos a las congregaciones lo que la Biblia nos enseña, y hacemos discípulos de todos los miembros de la iglesia, y luego salimos a las calles y hacemos nuevos discípulos de aquellos que están perdidos, y mientras estamos en esto, traemos los suministros médicos, y los médicos y las enfermeras y trabajamos en la salud, y cuando el presupuesto lo permite traemos comida y la distribuimos entre los pobres, y hablamos con las comunidades, y oímos sus reclamos y nos identificamos con ellos, y donde hay una necesidad urgente, la cual se pueda resolver con los recursos disponibles, tomamos el control, y hacemos que se resuelva.
Eso es lo que el evangelio nos enseña que debemos hacer, y eso es lo que hacemos.
Y cuando volvemos a casa, estamos cansados y sin dormir, y desgastados por el dolor y el sufrimiento que hay allí en medio de la realidad.
Pero cuando volvemos a casa, nuestros corazones están llenos de alegría, porque nos las hemos arreglado para traer un poco de esperanza a aquellos que están hambrientos y enfermos, pero sobre todo, porque hemos traído a éstos el conocimiento de Jesús, porque les hemos traído el aliento de la verdadera esperanza, la esperanza de salvación y vida eterna.
La presente nota tiene por objetivo tocar tu corazón, porque para todo lo que hacemos, necesitamos tu ayuda. Y queremos pedirte que seas parte de esta maravillosa bendición, no importa cuales sean tus posibilidades o donde te encuentres, tú puedes ayudar. Tu puedes ir a nuestra página Web y www.casadesalvacion.com y hacer una donación, de cualquier cantidad que el Señor haya puesto en tu corazón, o nos puede enviar un cheque a 2651 Aquitania Avenida Unidad 9, Mississauga, Ontario, L5N1V5, Canadá, o en el EE.UU. en PO Box 427, Río Grande de Ohio 45674. A nombre de Casa de Salvación.
Podrías también participar con un soporte regular si el Señor te mueve a hacerlo. Esto es siempre una bendición extraordinaria para ti y para nosotros.
Te enviaremos un recibo de impuestos por cualquier cantidad mayor de veinte dólares.
Llámanos o envíanos un correo electrónico, Le damos bienvenida a cualquiera que quiera ayudar ya sea financieramente o de otra manera. Es posible que desees estar en el campo de acción junto con nosotros, o es posible que desees ayudar, encontrando apoyo, o recogiendo donaciones materiales o monetarias para esta causa.
En cualquier caso, necesitamos su ayuda. La mies es mucha y los obreros son pocos. (Mateo 9:37)
Que el Señor te siga bendiciendo abundantemente!

Rev. José A. Luna
Un siervo de Cristo Jesús

La Mies es Mucha! Isaiah cosechaevangelismoUncategorized
Mañana a las 5 de la mañana voy estar de partida hacia el aeropuerto, ya que por la gracia de Dios tengo otra oportunidad de servirle. Esta vez vamos a pasar un agitado período de dos semanas de viaje por cuatro países de América Central. En este viaje en...
Mañana a las 5 de la mañana voy estar de partida hacia el aeropuerto, ya que por la gracia de Dios tengo otra oportunidad de servirle. Esta vez vamos a pasar un agitado período de dos semanas de viaje por cuatro países de América Central. <br />En este viaje en particular, de acuerdo con los fines establecidos por nuestro Dios todopoderoso, tendremos cuatro encuentros pastorales, cuatro ceremonias de ordenación, catorce servicios regulares, tres inauguraciones de nuevas iglesias, y una serie de reuniones y actividades enfocadas en establecer las bases para el establecimiento de programas de salud y educación, programas de alcance comunitario, y una serie de otros servicios, como esta establecido en la visión de Casa de Salvación y World Christian Outreach Ministries<br />Sin embargo, nuestro Ministerio no es una estructura fantástica con una gran cantidad de recursos y grandes oficinas o empleados caros. Somos un grupo de base, un grupo de individuos, dispuestos a romper todas las barreras por la grandeza del Reino de Dios, somos un grupo de hombres y mujeres, trabajando con las uñas para hacer que las cosas sucedan en el tercer mundo, dejando nuestro propio cheque de pago en la caja de las ofrendas, para poner un halito de esperanza en aquellos que no tienen nada en las comunidades pobres del mundo, pero lo más importante, para llevar la cruz y la sepultura y la resurrección y la gloria de nuestro Señor Jesucristo al mundo , para llevar el mensaje del evangelio sin importar las consecuencias.. <br />En este viaje he logrado reunir cincuenta Biblias, y un montón de ropa y otros artículos, pero en cada tarea que emprendemos, necesitamos sopesar el valor de dicha tarea y su prioridad, pues cada centavo que tenemos necesita ser tomado en cuenta, y ser estirado hasta el límite. <br />hemos llegado a ser llamados los Hombres de goma, pues, por ejemplo, cuando algún otro ministerio necesita quince o veinte mil dólares para excavar un pozo para llevar agua a una comunidad, nosotros hacemos el mismo trabajo con menos de cinco mil dólares, porque nos involucramos de lleno en la tarea , y ponemos nuestras manos a trabajar, nosotros mismos compramos todo el material necesario, contratamos camiones de perforación locales, o trabajadores en los lugares donde es necesario que el pozo sea excavado a mano. Negociamos con los proveedores por cada centavo, y nos aseguramos de que todo se haga de la manera mejor y más eficiente, sin soltar las riendas hasta que nosotros mismos bebemos del agua dulce procedente de las profundidades de la tierra. <br />Este principio se aplica a todo lo que hacemos y tiene sus raíces en la Biblia. Cuando viajamos nos quedamos en la casa de uno de los hermanos locales comemos lo que ellos comen y dormimos donde ellos duermen. Esta es la manera en que nuestro Señor Jesucristo nos enseñó a hacerlo, a través de su enseñanza y por su propia práctica. Y donde se nos recibe, dejamos nuestra bendición (Lucas 9:1-6), (Mateo 10:1-16). <br />Nuestro objetivo no es construir edificios de lujo para las iglesias o grandes centros educativos, nuestro propósito es ir y hacer discípulos de todas las naciones, enseñándoles a obedecer los mandamientos del Señor Jesucristo (Mateo 28:19-20), y esto lo logramos a través de la educación y la evangelización, y alcance comunitario. <br />Proveemos Biblias y material educativo, convertimos las iglesias en aulas y en ellas capacitamos a los líderes para enseñar, y enseñamos a las congregaciones lo que la Biblia nos enseña, y hacemos discípulos de todos los miembros de la iglesia, y luego salimos a las calles y hacemos nuevos discípulos de aquellos que están perdidos, y mientras estamos en esto, traemos los suministros médicos, y los médicos y las enfermeras y trabajamos en la salud, y cuando el presupuesto lo permite traemos comida y la distribuimos entre los pobres, y hablamos con las comunidades, y oímos sus reclamos y nos identificamos con ellos, y donde hay una necesidad urgente, la cual se pueda resolver con los recursos disponibles, tomamos el control, y hacemos que se resuelva. <br />Eso es lo que el evangelio nos enseña que debemos hacer, y eso es lo que hacemos. <br />Y cuando volvemos a casa, estamos cansados y sin dormir, y desgastados por el dolor y el sufrimiento que hay allí en medio de la realidad. <br />Pero cuando volvemos a casa, nuestros corazones están llenos de alegría, porque nos las hemos arreglado para traer un poco de esperanza a aquellos que están hambrientos y enfermos, pero sobre todo, porque hemos traído a éstos el conocimiento de Jesús, porque les hemos traído el aliento de la verdadera esperanza, la esperanza de salvación y vida eterna. <br />La presente nota tiene por objetivo tocar tu corazón, porque para todo lo que hacemos, necesitamos tu ayuda. Y queremos pedirte que seas parte de esta maravillosa bendición, no importa cuales sean tus posibilidades o donde te encuentres, tú puedes ayudar. Tu puedes ir a nuestra página Web y www.casadesalvacion.com y hacer una donación, de cualquier cantidad que el Señor haya puesto en tu corazón, o nos puede enviar un cheque a 2651 Aquitania Avenida Unidad 9, Mississauga, Ontario, L5N1V5, Canadá, o en el EE.UU. en PO Box 427, Río Grande de Ohio 45674. A nombre de Casa de Salvación.<br />Podrías también participar con un soporte regular si el Señor te mueve a hacerlo. Esto es siempre una bendición extraordinaria para ti y para nosotros. <br />Te enviaremos un recibo de impuestos por cualquier cantidad mayor de veinte dólares. <br />Llámanos o envíanos un correo electrónico, Le damos bienvenida a cualquiera que quiera ayudar ya sea financieramente o de otra manera. Es posible que desees estar en el campo de acción junto con nosotros, o es posible que desees ayudar, encontrando apoyo, o recogiendo donaciones materiales o monetarias para esta causa. <br />En cualquier caso, necesitamos su ayuda. La mies es mucha y los obreros son pocos. (Mateo 9:37) <br />Que el Señor te siga bendiciendo abundantemente! <br /><br />Rev. José A. Luna <br />Un siervo de Cristo Jesús

Leave A Comment

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021