Un Milagro a la Vez!

Loading
loading..

Un Milagro a la Vez!

diciembre 1, 2010
Isaiah
No Comments

Las bendiciones llegan de muchas maneras, y aunque para aquellos que aman a Dios estas siempre llagan, a veces se toman lo que podría parecer una eternidad, sobre todo si aquello por lo que hemos estado orando es una verdadera necesidad.
Se tomó un largo tiempo para que la pequeña población de Valiente en la comunidad de Campo Lindo de La Caleta República Dominicana pudiera ver materializado el objeto de su oración.
Desde hace unos años las más de trescientas familias que viven en esta pequeña comunidad tuvieron que lidiar cada día con el hecho de que la fuente más cercana de agua potable estaba a casi cinco kilómetros de distancia, y los camiones de agua que llegaban de vez en cuando cobraban cincuenta pesos, esto es casi un dólar y cincuenta centavos, para llenar un contenedor de cuarenta galones. La mayoría de las familias de la comunidad, las cuales no podían permitirse el lujo de pagar por el servicio tenían que caminar cada día a través de terreno áspero cinco kilómetros de camino con algunos recipientes de plástico en busca del preciado líquido.
Hay poca necesidad de explicar los problemas que encuentra una familia que necesita limitar su consumo de agua a sólo unos cuantos galones por día, la mayoría de ellos relacionados con la higiene y los cuales a veces terminan en consecuencias fatales. Pero uno de los mayores problemas de estas familias viene durante la temporada de lluvias, cuando las aguas se contaminan por las corrientes violentas y las inundaciones, y muchos niños se enferman con un sin número de infecciones de bacteriales que con frecuencia terminan en la muerte.
En febrero de este año, mientras estábamos de visita en el país, la iglesia cristiana local nos contactó acerca de la precariedad de su situación.
Después de escuchar el impacto de esta terrible escasez de agua en la vida de los niños y lo absurdo de todo esto, decidimos hacer algo al y en un par de horas localizamos una compañía cercana con un camión de perforación dispuestos a ir a la casi inaccesible área.
Sin pensarlo dos veces contratamos los servicios de este camión y su operador y en un par de días ya había un pozo excavado cerca de 120 pies de profundidad en la comunidad de Valiente
Sin embargo, con la excavación del pozo vino el verdadero reto, ya que la línea eléctrica más cercana estaba a cientos de metros de distancia y encontrar una bomba manual resultó ser una tarea imposible.
Uno pensaría que en una isla con tanta necesidad de agua limpia y con tal nivel de pobreza sería tan fácil como ir a la ferretería más cercana para encontrar una bomba de mano. Nos equivocamos, y por extraño que pueda parecer, comprar una bomba sumergible eléctrica no sólo era fácil, pero económico.
Después de elaborar un presupuesto y teniendo en cuenta todas las alternativas, se determinó que llevar una bomba de mano de los Estados Unidos era una perspectiva muy lenta y costosa. También se encontró que con sólo unos pocos dólares adicionales se podrían instalar unos cuantos postes improvisados y llevar la electricidad al pozo desde el punto más cercano a unos pocos cientos de metros de distancia.
Debido a que los gastos de elaboración del proyecto eran altos y porque queríamos dar propiedad del bien a la comunidad, la iglesia le pidió a cada vecino para participara con una pequeña donación de cien pesos, es decir el equivalente de menos de tres dólares. Al final resultó que incluso esa pequeña cantidad resultaba demasiado para muchos de los vecinos.
Así que decidimos absorber los costos y empezamos a orar a Dios por los fondos adicionales que se necesitaban.
Muy pronto por la gracia de Dios, los postes fueron montados, la electricidad se trajo al lugar y todo estaba listo para instalar la bomba.
Un técnico fue localizado en una comunidad cercana y con más pasión que recursos por fin, una bomba fue comprada y sumergida y el agua empezó a salir del pozo.
Una gran alegría corrió a través de la comunidad y los vecinos comenzaron de inmediato a extraer los beneficios de esta bendición extraordinaria. Excepto que la región en la que se hizo esta instalación sólo recibe electricidad unas horas al día y esta electricidad no es muy estable.
Así que la fluctuación eléctrica hizo que sólo unas pocas semanas después de comenzar a trabajar la bomba falló.
Debemos entender que para que funcione correctamente una bomba sumergible debe suministrar un tanque de retención, y lo ideal es que se conecte a un sistema de arranque y en un caso como éste en particular también debe tener algún tipo de sistema de protección de seguridad. Nada de eso era posible en este caso debido a la falta de fondos y sobre todo debido a la urgencia de conectar la bomba y traer el agua a la comunidad.
Unas semanas más pasaron mientras la iglesia e incluso los vecinos oraban por un milagro.
Ese milagro se produjo en la extraña manera ya que el Señor trajo a la iglesia el técnico que había instalado la bomba. Y en un milagro más grande aun, este técnico recibió a Jesús como su Señor y salvador.
Como si en una misión de Dios, el hermano Chandelier (el técnico) tomó sobre sí la tarea de hacer trabajar de la bomba de nuevo. Y así lo hizo
Hoy, después de varias semanas, la bomba se mantiene operando, los vecinos están siendo bendecidos cada día con toda el agua que necesitan, y un tanque de almacenamiento está siendo construido.
Sin embargo, este tanque todavía está lejos de terminar y algunos otros aparatos siguen siendo necesarios para garantizar el servicio continuo del pozo y la protección de la bomba.
La comunidad sigue orando para que el sistema sea completado, de modo que no haya más dolor causado por la falta de agua. Es nuestra esperanza que algunos de los que leen esta nota sean tocados y envíen una donación de cualquier cantidad para la realización de esta obra de amor.
También estamos orando para que este milagro se repita muchas veces en las miles de comunidades en todo el planeta que no tienen acceso al agua potable.
Sin embargo, no pedimos más que un milagro a la vez. A pesar de que las arcas del cielo están llenas de bendiciones y que Dios no carece de milagros para sus hijos.
Usted puede ser parte de este milagro, contáctenos y le diremos cómo
Mira las fotos en http://www.casadesalvacion.com/index.php?option=com_phocagallery&view=category&id=26:la-caleta-well&Itemid=73

Rev. José Antonio Luna
Siervo de Cristo Jesús

Un Milagro a la Vez! Isaiah Uncategorized
Las bendiciones llegan de muchas maneras, y aunque para aquellos que aman a Dios estas siempre llagan, a veces se toman lo que podría parecer una eternidad, sobre todo si aquello por lo que hemos estado orando es una verdadera necesidad.Se tomó un largo tiempo para que la pequeña...
Las bendiciones llegan de muchas maneras, y aunque para aquellos que aman a Dios estas siempre llagan, a veces se toman lo que podría parecer una eternidad, sobre todo si aquello por lo que hemos estado orando es una verdadera necesidad.<br />Se tomó un largo tiempo para que la pequeña población de Valiente en la comunidad de Campo Lindo de La Caleta República Dominicana pudiera ver materializado el objeto de su oración. <br />Desde hace unos años las más de trescientas familias que viven en esta pequeña comunidad tuvieron que lidiar cada día con el hecho de que la fuente más cercana de agua potable estaba a casi cinco kilómetros de distancia, y los camiones de agua que llegaban de vez en cuando cobraban cincuenta pesos, esto es casi un dólar y cincuenta centavos, para llenar un contenedor de cuarenta galones. La mayoría de las familias de la comunidad, las cuales no podían permitirse el lujo de pagar por el servicio tenían que caminar cada día a través de terreno áspero cinco kilómetros de camino con algunos recipientes de plástico en busca del preciado líquido.<br />Hay poca necesidad de explicar los problemas que encuentra una familia que necesita limitar su consumo de agua a sólo unos cuantos galones por día, la mayoría de ellos relacionados con la higiene y los cuales a veces terminan en consecuencias fatales. Pero uno de los mayores problemas de estas familias viene durante la temporada de lluvias, cuando las aguas se contaminan por las corrientes violentas y las inundaciones, y muchos niños se enferman con un sin número de infecciones de bacteriales que con frecuencia terminan en la muerte.<br />En febrero de este año, mientras estábamos de visita en el país, la iglesia cristiana local nos contactó acerca de la precariedad de su situación.<br />Después de escuchar el impacto de esta terrible escasez de agua en la vida de los niños y lo absurdo de todo esto, decidimos hacer algo al y en un par de horas localizamos una compañía cercana con un camión de perforación dispuestos a ir a la casi inaccesible área. <br />Sin pensarlo dos veces contratamos los servicios de este camión y su operador y en un par de días ya había un pozo excavado cerca de 120 pies de profundidad en la comunidad de Valiente<br />Sin embargo, con la excavación del pozo vino el verdadero reto, ya que la línea eléctrica más cercana estaba a cientos de metros de distancia y encontrar una bomba manual resultó ser una tarea imposible.<br />Uno pensaría que en una isla con tanta necesidad de agua limpia y con tal nivel de pobreza sería tan fácil como ir a la ferretería más cercana para encontrar una bomba de mano. Nos equivocamos, y por extraño que pueda parecer, comprar una bomba sumergible eléctrica no sólo era fácil, pero económico.<br />Después de elaborar un presupuesto y teniendo en cuenta todas las alternativas, se determinó que llevar una bomba de mano de los Estados Unidos era una perspectiva muy lenta y costosa. También se encontró que con sólo unos pocos dólares adicionales se podrían instalar unos cuantos postes improvisados y llevar la electricidad al pozo desde el punto más cercano a unos pocos cientos de metros de distancia.<br />Debido a que los gastos de elaboración del proyecto eran altos y porque queríamos dar propiedad del bien a la comunidad, la iglesia le pidió a cada vecino para participara con una pequeña donación de cien pesos, es decir el equivalente de menos de tres dólares. Al final resultó que incluso esa pequeña cantidad resultaba demasiado para muchos de los vecinos.<br />Así que decidimos absorber los costos y empezamos a orar a Dios por los fondos adicionales que se necesitaban.<br />Muy pronto por la gracia de Dios, los postes fueron montados, la electricidad se trajo al lugar y todo estaba listo para instalar la bomba.<br />Un técnico fue localizado en una comunidad cercana y con más pasión que recursos por fin, una bomba fue comprada y sumergida y el agua empezó a salir del pozo.<br />Una gran alegría corrió a través de la comunidad y los vecinos comenzaron de inmediato a extraer los beneficios de esta bendición extraordinaria. Excepto que la región en la que se hizo esta instalación sólo recibe electricidad unas horas al día y esta electricidad no es muy estable.<br />Así que la fluctuación eléctrica hizo que sólo unas pocas semanas después de comenzar a trabajar la bomba falló.<br />Debemos entender que para que funcione correctamente una bomba sumergible debe suministrar un tanque de retención, y lo ideal es que se conecte a un sistema de arranque y en un caso como éste en particular también debe tener algún tipo de sistema de protección de seguridad. Nada de eso era posible en este caso debido a la falta de fondos y sobre todo debido a la urgencia de conectar la bomba y traer el agua a la comunidad.<br />Unas semanas más pasaron mientras la iglesia e incluso los vecinos oraban por un milagro.<br />Ese milagro se produjo en la extraña manera ya que el Señor trajo a la iglesia el técnico que había instalado la bomba. Y en un milagro más grande aun, este técnico recibió a Jesús como su Señor y salvador.<br />Como si en una misión de Dios, el hermano Chandelier (el técnico) tomó sobre sí la tarea de hacer trabajar de la bomba de nuevo. Y así lo hizo<br />Hoy, después de varias semanas, la bomba se mantiene operando, los vecinos están siendo bendecidos cada día con toda el agua que necesitan, y un tanque de almacenamiento está siendo construido.<br />Sin embargo, este tanque todavía está lejos de terminar y algunos otros aparatos siguen siendo necesarios para garantizar el servicio continuo del pozo y la protección de la bomba.<br />La comunidad sigue orando para que el sistema sea completado, de modo que no haya más dolor causado por la falta de agua. Es nuestra esperanza que algunos de los que leen esta nota sean tocados y envíen una donación de cualquier cantidad para la realización de esta obra de amor.<br />También estamos orando para que este milagro se repita muchas veces en las miles de comunidades en todo el planeta que no tienen acceso al agua potable.<br />Sin embargo, no pedimos más que un milagro a la vez. A pesar de que las arcas del cielo están llenas de bendiciones y que Dios no carece de milagros para sus hijos.<br />Usted puede ser parte de este milagro, contáctenos y le diremos cómo<br />Mira las fotos en http://www.casadesalvacion.com/index.php?option=com_phocagallery&view=category&id=26:la-caleta-well&Itemid=73 <br /><br />Rev. José Antonio Luna<br />Siervo de Cristo Jesús

Leave A Comment

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021