Agua Viva

Loading
loading..

Agua Viva

enero 29, 2014
Isaiah
No Comments
Cuando era un joven muchacho, estuve una vez de visita en la región de Polo, en la provincia de Barahona, en la República Dominicana, y fuimos invitados a una casa en la montaña.
Al llegar a este lugar me quedé perplejo, hipnotizado por la impresionante belleza de este lugar, pero lo más extraordinario era una pequeña corriente de agua que bajaba de la montaña. Esta familia había logrado construir una gigantesca piscina justo en el camino de la corriente y por el fondo de la piscina, el agua seguía fluyendo en su propio curso, por lo que este cuerpo cristalino de agua fresca siempre era perfecta. El propietario de la casa explicó que se trataba de agua pura de manantial filtrada a través de las rocas de la montaña. Y de hecho, el sabor y la textura de esta agua dejaban sentir su pureza. Explicó que la corriente estaba siempre presente, y aunque a veces durante los meses de verano se hacía más pequeña, siempre estaba fluyendo, y nunca se secaría, de modo que la piscina estaba siempre limpia y fresca.
Años más tarde, conducíamos a través de las montañas en Guatemala en la temporada de invierno, podíamos ver frecuentemente, las caídas de agua que corriendo desde la montaña. Había tantas de estas cascadas que pronto dejé de contar. Veíamos a los pies de estas caídas de agua cómo los niños se reunían en su entorno a jugar y bañarse, y cuántas mujeres estaban allí con sus cestas, lavando su ropa. Por alguna razón, este bello espectáculo trajo el recuerdo de aquella extraordinaria piscina de Polo.
Unos meses más tarde, sin embargo, me encontré de nuevo en esta región montañosa de Guatemala durante el verano, el hermoso verde de la vegetación había sido reemplazado por parches de gris y marrón, y la exposición de las rocas y la tierra desmoronada por las laderas de las colinas. Todas las cataratas y arroyos habían desaparecido, y habían sido reemplazados por una vegetación seca, y árboles muertos. Toda la zona parecía deprimente, triste, como si pasando por una época de dolor, de luto y congoja.
Mientras miraba las montañas con tristeza no pude dejar de reflexionar sobre las palabras de Jesús en la Biblia en el libro de Juan capítulo cuatro, como le habló a la mujer samaritana
 » Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed de nuevo. El agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.“ (Juan 4:13-14)
Al meditar en estos versículos en esta mañana, pude ver cómo el agua en Polo se precipitaba a través de su curso, llenando la piscina y llevándose consigo toda la suciedad y los residuos acumulados, y continuando su viaje cuesta abajo. Y pensé, que somos como esa piscina y el agua viva del Espíritu Santo está siempre corriendo a través de nosotros, es por eso tenemos que hacer un camino para que esta pueda fluir y seguir su curso, afectando la vida de los demás, pues está a medida que nos limpia, y que nos purifica, traerá en su fluir a otros las bendiciones de los dones que Él nos ha dado.
Mientras permitamos que este flujo de agua viva, traiga a través nuestro la gracia de Dios a nuestros vecinos, a nuestros amigos, y a aquellos extraños con quienes nos encontramos en nuestra vida diaria, su frescura nos hará más limpios, nos purificara aún más.
Las palabras de Jesús eran muy clara, » el agua que yo le daré se convertirá en él en fuente de agua que fluya para vida eterna. En otras palabras, esta agua se convierte en una piscina, en un cuerpo de limpieza, de frescura de purificación, un pozo que da vida eterna. Pero una piscina que no fluye se estanca, un pozo que no filtra el agua se convierte en un charco hediondo , por lo que esta agua debe seguir fluyendo , tocando con sus bendiciones a los demás, dando vida a los que nos rodean , saciando la sed de la muchos de los que se cruzan en nuestro camino.
Dios no nos ha dado el don de la salvación para guardarlo para nosotros mismos. Su gracia es suficiente para alcanzar a todos, su amor va mucho más allá de los oscuros rincones del universo, y hemos sido equipados para ser un cuerpo de agua cristalina, que refleja su gracia y amor para que todos la vean, y para el beneficio de aquellos que podemos tocar con él.
Las colinas secas polvorientas de las montañas de Guatemala nos dicen lo que ocurre cuando el agua no fluye a través de ellas. Un afluente que está seco no sirve para nada.
Así que vamos a dar más hoy de lo que Dios nos ha dado, abramos nuestros brazos y abracemos el mundo, derribando todas las barreras, demoliendo toda fortaleza, que la libertad de Cristo pueda ser visto en nosotros, y se convierta en una corriente codiciada en la cual fluye la vida y el amor y la compasión.
 Permite que esta agua viva fluya a través de ti libremente, y se bendecido, mientras tú bendices a otros.

José A. Luna
Un siervo de Cristo Jesús,

Agua Viva Isaiah Uncategorized
Cuando era un joven muchacho, estuve una vez de visita en la región de Polo, en la provincia de Barahona, en la República Dominicana, y fuimos invitados a una casa en la montaña.Al llegar a este lugar me quedé perplejo, hipnotizado por la impresionante belleza de este lugar,...
<div style="text-align: justify;"> <span lang="ES" style="mso-ansi-language: ES;"><span style="font-family: Calibri;">Cuando era un joven muchacho, estuve una vez de visita en la región de Polo, en la provincia de Barahona, en la República Dominicana, y fuimos invitados a una casa en la montaña.<br />Al llegar a este lugar me quedé perplejo, hipnotizado por la impresionante belleza de este lugar, pero lo más extraordinario era una pequeña corriente de agua que bajaba de la montaña. Esta familia había logrado construir una gigantesca piscina justo en el camino de la corriente y por el fondo de la piscina, el agua seguía fluyendo en su propio curso, por lo que este cuerpo cristalino de agua fresca siempre era perfecta. El propietario de la casa explicó que se trataba de agua pura de manantial filtrada a través de las rocas de la montaña. Y de hecho, el sabor y la textura de esta agua dejaban sentir su pureza. Explicó que la corriente estaba siempre presente, y aunque a veces durante los meses de verano se hacía más pequeña, siempre estaba fluyendo, y nunca se secaría, de modo que la piscina estaba siempre limpia y fresca.<br />Años más tarde, conducíamos a través de las montañas en Guatemala en la temporada de invierno, podíamos ver frecuentemente, las caídas de agua que corriendo desde la montaña. Había tantas de estas cascadas que pronto dejé de contar. Veíamos a los pies de estas caídas de agua cómo los niños se reunían en su entorno a jugar y bañarse, y cuántas mujeres estaban allí con sus cestas, lavando su ropa. Por alguna razón, este bello espectáculo trajo el recuerdo de aquella extraordinaria piscina de Polo.<br />Unos meses más tarde, sin embargo, me encontré de nuevo en esta región montañosa de Guatemala durante el verano, el hermoso verde de la vegetación había sido reemplazado por parches de gris y marrón, y la exposición de las rocas y la tierra desmoronada por las laderas de las colinas. Todas las cataratas y arroyos habían desaparecido, y habían sido reemplazados por una vegetación seca, y árboles muertos. Toda la zona parecía deprimente, triste, como si pasando por una época de dolor, de luto y congoja.<br />Mientras miraba las montañas con tristeza no pude dejar de reflexionar sobre las palabras de Jesús en la Biblia en el libro de Juan capítulo cuatro, como le habló a la mujer samaritana<br /> " Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed de nuevo. El agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.“ (Juan 4:13-14)<br />Al meditar en estos versículos en esta mañana, pude ver cómo el agua en Polo se precipitaba a través de su curso, llenando la piscina y llevándose consigo toda la suciedad y los residuos acumulados, y continuando su viaje cuesta abajo. Y pensé, que somos como esa piscina y el agua viva del Espíritu Santo está siempre corriendo a través de nosotros, es por eso tenemos que hacer un camino para que esta pueda fluir y seguir su curso, afectando la vida de los demás, pues está a medida que nos limpia, y que nos purifica, traerá en su fluir a otros las bendiciones de los dones que Él nos ha dado.<br />Mientras permitamos que este flujo de agua viva, traiga a través nuestro la gracia de Dios a nuestros vecinos, a nuestros amigos, y a aquellos extraños con quienes nos encontramos en nuestra vida diaria, su frescura nos hará más limpios, nos purificara aún más.<br />Las palabras de Jesús eran muy clara, " el agua que yo le daré se convertirá en él en fuente de agua que fluya para vida eterna. En otras palabras, esta agua se convierte en una piscina, en un cuerpo de limpieza, de frescura de purificación, un pozo que da vida eterna. Pero una piscina que no fluye se estanca, un pozo que no filtra el agua se convierte en un charco hediondo , por lo que esta agua debe seguir fluyendo , tocando con sus bendiciones a los demás, dando vida a los que nos rodean , saciando la sed de la muchos de los que se cruzan en nuestro camino.<br />Dios no nos ha dado el don de la salvación para guardarlo para nosotros mismos. Su gracia es suficiente para alcanzar a todos, su amor va mucho más allá de los oscuros rincones del universo, y hemos sido equipados para ser un cuerpo de agua cristalina, que refleja su gracia y amor para que todos la vean, y para el beneficio de aquellos que podemos tocar con él.<br />Las colinas secas polvorientas de las montañas de Guatemala nos dicen lo que ocurre cuando el agua no fluye a través de ellas. Un afluente que está seco no sirve para nada.<br />Así que vamos a dar más hoy de lo que Dios nos ha dado, abramos nuestros brazos y abracemos el mundo, derribando todas las barreras, demoliendo toda fortaleza, que la libertad de Cristo pueda ser visto en nosotros, y se convierta en una corriente codiciada en la cual fluye la vida y el amor y la compasión.<o:p></o:p></span></span></div><div style="text-align: justify;"> </div><div style="margin: 0in 0in 8pt; text-align: justify;"><span style="font-family: Calibri;"><span lang="ES" style="mso-ansi-language: ES;"><span style="mso-spacerun: yes;"> </span>Permite que esta agua viva fluya a través de ti libremente, y se bendecido, mientras tú bendices a otros.<br /><br />José A. Luna<br />Un siervo de Cristo Jesús,</span><span lang="ES-DO" style="mso-ansi-language: ES-DO;"><o:p></o:p></span></span></div><div style="text-align: justify;"> </div>

Leave A Comment

Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021