Category Archives: educacion cristiana

Loading
loading..

¿Hasta dónde llegaría Dios?

febrero 29, 2016
Isaiah
No Comments
Que todos estamos en necesidad de Dios no es una cuestión discutible, podemos entender por qué tantas personas lo rechazan, lo niegan, lo insultan, lo ignoran, y hacen cualquier cosa para deshacerse de Él.
Ateos en los EE.UU., incluso han ido tan lejos como para organizarse, para hacer proselitismo y tener una convención anual que en esencia se centra en negar la existencia de Dios. Y me pregunto, ¿por qué ir tan lejos? ¿Por qué la necesidad? Obviamente quieren permanecer ateos y asegurarse de que otros aprueben su ateísmo, ya que necesitan esto para convencerse a sí mismos y a otros que ellos tienen la razón.
Porque en realidad, si pensamos con cuidado, no debería haber una agenda para ser ateo, sobre todo si no hay Dios, porque si no hay Dios, no habría necesidad de rechazarlo ni de ignorarlo o negarlo o incluso tener una convención para asegurarse de tener la aprobación de otros en su rechazo de Dios. Simplemente debe ser una cuestión de no hacer nada de Él, sólo vivir el día a día sin conciencia o conocimiento acerca de Dios, sin tener ninguna preocupación acerca de si alguien les cree o no.
Sin embargo, debido a que hay un Dios, y porque ellos saben que Él es y existe, necesitan convenciones y aprobación y conversaciones y programas, debido a que tienen que hacer todo lo posible para silenciar la voz que les dice que están equivocados.
Igualmente tenemos la religión. Tenemos el budismo, el Islam, el hinduismo, el taoísmo, el gnosticismo, el humanismo, incluso el judaísmo y el catolicismo, entre cientos de otras, que se resumen bajo el mismo principio. El cual es que es necesario ganarse el camino a la perfección o a Dios. Estas religiones no argumentan o niegan la existencia de Dios, en cambio, en diversas formas, todas operan en el mismo principio de necesitar construir un camino a Dios, a través de prácticas o ejercicios especiales, o buenas obras, etc.
En este aspecto tenemos la realidad de que existe un punto común entre los religiosos y los ateos, con excepción a los católicos que de alguna manera aceptan la obra de Jesús en la cruz, este punto es el rechazo al Dios de Gracia, y del sacrificio de Jesús Cristo en la cruz una vez para siempre, y del evangelio de la salvación por la fe como un don de Dios. Ellos simplemente no pueden admitir que si existe un Dios, Él sería tan acogedor y tan amable y tan dispuesto a dar tanto por nosotros.
Ahora bien, existe una razón para este rechazo, para esta negación. Esta razón se llama pecado.
El pecado es en efecto, la razon común oculta, que agrupa a todo aquel que rechaza a Dios y a su hijo Jesucristo en cualquier forma o estilo, no importa come le llamen. Porque Dios nos ha dado más que suficientes pruebas, razones y motivos para que todos nosotros estemos corriendo hacia él. Sin embargo, una característica subyacente del ADN del pecado es la negación de que tenemos un problema, y ​​no hay manera de solucionar un problema que no podemos ver. Un paciente canceroso no puede sanarse si él o ella rechazan el tratamiento o si en lugar de un tratamiento que extirpa el cáncer, optan por formas de calmar o suavizar o esconder los síntomas.
Hay un profundo significado en la parábola del hijo pródigo como se presenta en la Biblia, en el libro de Lucas 15: 11-32. Cuando el hijo estaba llegando al padre dispuesto a pedir perdón, su padre lo vio desde lejos, y corrió hacia él y le dio un abrazo y un beso. Observe que «el padre lo vio cuando aún estaba muy lejos», y sintió compasión, y lo amo, y corrió a su encuentro y «le echó los brazos al cuello y le dio un beso»
Dios entiende la presente condición del mundo, y la fuente de nuestro rechazo de él, pero él no puede forzar el amor en nosotros pues esto no sería verdadero amor. Así que aquellos que lo niegan o lo rechazan, o le sustituyen por opciones religiosas, las cuales son menos exigentes y más dispuestas a aceptar los estilos de vida pecaminosos; aquellos que continuarán haciendo estas cosas, viviendo estos estilos de vida, ellos han elegido lo que piensan que es mejor para ellos, Han elegido vivir sin Dios.
Por supuesto, muchos necesitan crear una excusa para sentirse bien al rechazar a Dios, y acusaran a Dios de ser despiadado, o inhumano, o alejado de la vida del hombre, o muchas otras versiones de razonamiento, sin embargo, estas excusas toda se fundamentan en la misma razón, aman la vida que el mundo ofrece más de lo que aman a Dios.
Pero algunos se despiertan a la verdad, y se dan cuenta que «¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí me muero de hambre! ‘V17
Y cuando tornas la cara hacia Dios el padre, Él te ve desde lejos, y corre hacia ti y te abraza y te da un beso y pone un anillo en tu dedo y una nueva túnica y sandalias en tus pies.
 Y él y todo el cielo van a celebrar pues él dirá «mi hijo estaba muerto, y ha revivido; se había perdido, y ahora lo he encontrado» v32.
Dios creo la manera de ser encontrado, y no hace falta ningún sacrificio de nuestra parte para trazar nuestro camino a Él, ya Él lo ha marcado claramente para nosotros, sin embargo, nuestra naturaleza rebelde oscurece este camino hacia Él. Jesús dijo, yo soy el camino la verdad y la vida.
Todas las formas de religión, incluyendo el ateísmo buscan, a un nivel subconsciente el perpetuar el estilo de vida, y rechazar los cambios drásticos que implican el admitir la realidad de Dios y someterse a Él.
 Y todo lo que necesitas es abrir tus ojos, y, por lo menos, considerar la posibilidad de que no hay más que una sola verdad, y que Jesucristo es el resplandor de esa verdad. Si esto despierta tu curiosidad, entonces, sólo tienes que preguntar. Pide a Jesús y Él te mostrará, y El hará esa verdad visible para ti, y Él te mostrara el camino.
Y si eres sincero en tu búsqueda, si realmente, desde el fondo de tu corazón le pides a Jesús que se revele a ti. Entonces experimentarás el más sorprendente encuentro de tu vida, la sacudida más radical de su sistema de creencias, y la transformación más explosiva de toda tu existencia.
Jesús es el Señor
¡Se bendecido!
José A. Luna

Siervo de Jesucristo


La reprobacion de un Padre!

diciembre 21, 2010
Isaiah
No Comments

Tuve recientemente la oportunidad de sentarme a compartir con un puñado de niños cristianos entre las edades de seis y doce años sobre un tema muy básico que para los cristianos es el centro de esta y todas las temporadas de Navidad, la historia de la natividad.
Lo más extraordinario es que entre los niños había una brecha tan gigantesca, una tan enorme disparidad en el nivel de conocimientos básicos de esta historia, yo estaba atónito, que un niño de seis u ocho o doce años de edad no sepa, por lo menos básicamente, la historia del nacimiento de Jesús, sobre todo, no un hijo de padres cristianos. Pues estoy seguro de que, incluso entre las familias no cristianas, esta historia resuena con frecuencia durante las fiestas navideñas, y en el peor de los casos, la tenemos en los anuncios de televisión, en obras de teatro, espectáculos, comedias, cortometrajes, películas de larga duración, caricaturas, canciones, libros, revistas, en todas partes. Y más importante aun, la tenemos en la Biblia, en el libro de nuestra fe.
No puedo discutir las condiciones de vida o las responsabilidades diarias de cualquier padre cristiano, no estoy en ninguna condición para sugerir que puedan ser malos padres o padres perezosos o padres muy ocupados o cualquier otro tipo de padres, pero muy brevemente voy a contarles acerca de dos pastores con los cuales estoy muy de cerca. Ambos son hombres dedicados a la palabra, ambos son santos, con una gran unción, y llenos del Espíritu Santo y de sabiduría. Ambos son responsables de sus respectivas congregaciones en sus iglesias, y con muchas otras responsabilidades que llenan sus días y semanas y años.
Uno de estos pastores, a pesar de no tener la necesidad de viajar muy a menudo, a pesar de ir a dormir en casa todas las noches, encontraba sus días tan ocupados que no pasaba mucho tiempo con su esposa e hijos, se encontraba tan enfrascado en las cosas de la iglesia y el ministerio que rara vez tenía tiempo para compartir la palabra de Dios con sus hijos. Su esposa, una devota cristiana y líder de la iglesia, estaba tan ocupada como su marido y no motivaba a sus hijos a leer la Biblia o de vivir una vida cristiana.
Hoy en día el mayor de sus hijos, un joven de corazón noble y con mucho potencial, se ha convertido en un adicto a las drogas y se encuentra involucrado en asuntos delictivos con la policía por tráfico de drogas, el joven tiene apenas veinte años de edad, la segunda de sus hijos, una jovencita muy hermosa, ha estado recibiendo terapia por problemas de promiscuidad y la homosexualidad. Esta es una situación muy triste para una pareja que ha dedicado la vida a Dios y que siempre ha sido ejemplo de liderazgo y compromiso espiritual en su iglesia, aun al costo de haber descuidado su responsabilidad con sus hijos.
El segundo pastor, un hombre de fe inquebrantable y totalmente comprometido con su ministerio, a menudo se ve forzado a dejar a sus hijos solos con su madre debido a los compromisos asumidos por el ministerio en el extranjero. Su esposa a menudo tiene que acompañarlo en estos viajes, y cuando no viaja con el, esta obligada a cuidar de la iglesia. Todo esto añadido a sus muchas otras obligaciones deja a esta pareja con poco tiempo para dedicarlo a la vida familiar. Sin embargo, este pastor junto a su esposa han hecho una parte o su rutina diaria el orar y compartir la palabra de Dios con sus hijos, cuando el no está presente, su esposa toma la responsabilidad de esta tarea, y cuando ambos viajan, la persona responsable de quedarse con los niños es instruida específicamente sobre la necesidad y la prioridad de las clases bíblicas, aun por encima de sus deberes escolares.
Los hijos de este pastor son ambos, en la actualidad, líderes de la iglesia, jóvenes cristianos dedicados con pasión a Cristo y a su palabra. La mayor, una joven la cual ya está en la edad del matrimonio, está demasiado ocupada con sus estudios y la iglesia para preocuparse acerca de los hombres o el matrimonio, ella considera que es más importante, al menos por ahora, convertirse en la persona completa y en el ministro que el Señor quiere que ella sea. E igualmente, el más joven está en el mismo camino de su padre, dedicado a la música y al ministerio.
Esta situación trae a mi mente la historia de Eli y sus hijos, Ofni y Finees (1 Samuel 2:12-36) y los muchos proverbios y salmos y las enseñanzas de la Biblia acerca de la instrucción adecuada de nuestros niños, nuestra responsabilidad como padres de educarlos en el temor del Señor y en el amor a su palabra.
Dios no nos da una instrucción específica o especial en su palabra acerca de cómo manejar el cuidado de nuestros hijos, mas El nos instruye con claridad acerca de la importancia de la disciplina y la orientación amorosa y la reprobación y la transferencia de nuestra fe a sus vidas.
Salmo 22:6 es una famosa cita la cual sería guía suficiente si la siguiéramos fielmente. «Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.» Esta es una verdad probada la cual cuando es aplicada a cualquier niño, cristiano o no cristiano, siempre dará buenos frutos.
No creemos que el caso será siempre que nuestros hijos se convertirán en fruta podrida o dañada o en criminales si no les instruimos correctamente o si somos muy sueltos en cuanto a su atención, pero las probabilidades están en gran medida a nuestro favor de que serán ciudadanos modelos y honestos y trabajadores dedicados, si les enseñamos el camino que deben seguir.
El caso particular de la situación de este grupo de niños no necesariamente significa que no se les está instruyendo adecuadamente o que sus padres no les dedican suficiente tiempo; pero yo, como ministro cristiano se, de acuerdo con mi experiencia, que la Biblia es el libro más importante que hay y habrá nunca en la vida de una persona.
La tecnología moderna permite que hoy en día sea fácil para los padres abandonar el cuidado de sus hijos en manos de Nintendo o Playstation o Xbox, aunque todos sabemos que estos aparatos simplemente no hacen muy buenas niñeras, especialmente si los juegos disponibles no son censurados por los padres.
Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia (2 Timoteo 3:16).
Que el Señor les guíe a separar siempre una parte de su tiempo para sus hijos!

Rev. José Antonio Luna
Siervo de Cristo Jesús


Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021