Tag Archives: afluencia

Loading
loading..

Irreprensible!

agosto 27, 2018
Isaiah
,
No Comments

Siempre doy gracias a mi Dios por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús;  porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en El, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

La primera carta de Pablo a los Corintios fue una carta de necesidad. Esta iglesia fue fundada por Pablo en su segundo viaje misionero; y mientras estaba en Éfeso, había recibido información de la casa de Chloe de que había todo tipo de situaciones en la iglesia, desde facciones, disensión, incesto, divorcio, asuntos legales, rebelión e incluso prácticas paganas, entre otras. La iglesia no había sido capaz de separarse de la influencia negativa de una cultura que era altamente corrupta.

Corinto era una ciudad de alto comercio, debido a su ubicación, lo que obligaba a la mayoría de los barcos que visitaban la región a detenerse allí, trayendo gran afluencia, y con ello, gran libertinaje a la ciudad. El problema más serio en la iglesia, sin embargo, era la mundanalidad y la falta de voluntad de sus miembros para separarse de la Cultura que los rodeaba, la mayoría de los creyentes no podían separarse consistentemente de sus viejas formas egoístas, inmorales y paganas.

En la carta, Paul, intenta hacer una serie de correcciones, aunque esta también contiene muchos puntos de vista doctrinales. En esta, él resalta los asuntos de desobediencia, pecado sexual, adoración apropiada, la manera apropiada de tomar la cena del Señor, los dones espirituales, la doctrina de la resurrección de Cristo, la sabiduría divina, cómo tratar con cristianos inmaduros y el amor piadoso. Entre otros.

Es muy importante destacar la manera en que Pablo comienza esta carta, la cual si bien es similar a otras de sus cartas, nos obliga hoy a hacernos una pregunta.

Como hemos notado, la carta comienza como una típica escritura de Pablo, con una introducción, un saludo, etc. Pablo primero anuncia su apostolado el cual le da autoridad para escribir estas correcciones y reproches,

Sin embargo, en el versículo 2 él dice: «a los santificados en Cristo Jesús y llamados a ser su pueblo santo». Él está diciendo que, habiendo dado su profesión de fe en Cristo, estas personas han sido santificadas, y están caminando en rectitud, en santidad, con una seguridad eterna garantizada en el día de Cristo.

No olvidemos que de acuerdo con esta carta, este es el peor ejemplo de una iglesia con la que Pablo tuvo que tratar y, sin embargo, el los llama Santos.

Además de esto, Pablo los agrupa con todos los santos, con todos los que alguna vez invocaron el nombre del Señor y están viviendo una vida santa. Este es un punto muy relevante, y necesito que usted haga una nota mental al respecto. Dígase a sí mismo, yo soy santo junto con todas las personas santas pasados presentes y futuras.

Ahora atrape esta observación y no deje que se escape de su mente y de su corazón. Porque esto es muy poderoso.

Cualquiera que sea tu circunstancia, independientemente del lado de la cama en que te hayas levantado hoy, independientemente de la rabieta que tiraste porque no querías levantarte, independientemente del mal humor o, el mal pensamiento, o la palabra no tan agradable que le dijiste esta mañana a tu vecino, o incluso a pesar de lo que hiciste hoy, que sabes que es un pecado contra Dios. Si has profesado pertenecer al Señor Jesucristo, si declaraste con tu boca que Jesucristo es el Señor, y creíste en tu corazón que El resucitó de entre los muertos (Romanos 10: 9), entonces tú estás santificado, tú eres santo, tan santo como todos los que alguna vez han hecho profesión de fe, y permanecieron fieles a Dios durante toda su vida. Tú eres Santo. Por favor dígalo en voz alta. Yo soy santo

Ahora, retrocedamos un poquito por un momento. Todos estamos de acuerdo hasta ahora, somos santos; excepto aquellos que están aquí y que aún no le han entregado sus vidas a Cristo, y si usted es esa persona en este momento, usted sabe que si se cae muerto en este momento, irá directo al infierno, no hay una estación de espera, no hay purgatorio, no hay excusa o explicación, si mueres en este momento y no eres cristiano, estás en un gran problema, porque te vas directo al infierno, al eterno tormento de llamas y fuego, donde los gusanos no mueren (Marcos 9:48), y te devoran constantemente mientras lloras y sufres y chillas, y gritas. Esa es tu realidad, pero no tiene que ser así, puedes en este momento, decirle al Señor, quiero ser tuyo, quiero ser tu siervo, quiero ser un hijo de Dios, puedes decírselo ahora y entregarle tu vida a Él, dile que te arrepientes de todos tus pecados, y serás perdonado, y al instante, el estado de tu vida cambiará, y tendrás la seguridad eterna, y ya sea que vivas o mueras, pertenecerás a Cristo (Romanos 14: 8). Y el Espíritu Santo vendrá y vivirá contigo (Juan 14:16), y te ayudará a vivir una vida de justicia. ¿Alguien aquí que no está seguro acerca de su salvación? Este es el día de la salvación. La Biblia dice, busca al Señor mientras puede ser encontrado. (Isaías 55: 6)

Haremos este llamado nuevamente más tarde, pero sigamos adelante.

Así que fíjense en lo que dice aquí en el versículo 4: «Siempre doy gracias a Dios por vosotros, por la gracia que os fue dada en Cristo Jesús». Pablo les está diciendo a los corintios, que él está orando por ellos todo el tiempo, lo que estoy queriendo decir es que esto parece una locura, él sabe qué montón maleantes son los corintios, él sabe que ellos están violando todas las leyes posibles, pecan de todas las formas posibles, como si pensaran que se les van a acabar los pecados y quieren cometerlos todos antes que desaparezcan. Por supuesto, estoy seguro de que muchos de los corintios no vivían de esta manera, pero por lo que se percibe, la mayoría de ellos estaba en pecado. Y sin embargo, Pablo les está diciendo aquí que Él agradece a Dios todos los días por ellos, porque la gracia de Dios ha sido derramada sobre ellos.

Sin embargo, debemos notar una cláusula importante al final de esta declaración. «En Cristo Jesús» Dios está derramando Su gracia sobre ellos en Cristo. Sin Cristo no hay trato, sin cristo no nos toca nada, sin cristo nos vamos todos al infierno, sin cristo estamos en la ruina, no tenemos nada que buscar aquí aparte de Cristo Jesús. Y sin embargo, Dios ha derramado su sobreabundante gracia sobre ellos, a pesar del hecho de que están pecando a diestra y siniestra. Y Pablo entiende el logro y el Milagro que representa tener una iglesia plantada en la región más perversa del mundo en esos momentos. Él reconoce que muchos de ellos pueden estar trastabillando, aun descarriándose, pero son una iglesia, una iglesia que él plantó por el mandato de Dios, y ellos han recibido el Espíritu, y esto es evidente por los muchos dones que se habían estado manifestando en esta iglesia

En el versículo 5, Pablo dice: » porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en El, en toda palabra y en toda ciencia”. Espera, necesito parar aquí por un momento.

¿Quiere decirme que, como cristiano, y a pesar de mis constantes errores, he sido enriquecido en todos los sentidos? ¿Y qué significa «en todos los sentidos»?

La gracia abundante de Dios es un don, e igualmente lo son el don del conocimiento y la sabiduría e incluso del habla. Y estos además de todos los demás dones vienen precisamente por gracia. Una gracia que no es condicional. O limitada y la cual es dirigida con premeditación a rehacer tu vida

Cuando Dios derrama Su gracia sobre Sus hijos, Él derrama toda su gracia, no solo una porción, pero toda, y junto con ella también viene cada don que le es dado a todo aquel que ha sido redimido, y nadie puede decir que no tiene ningún don, porque todos los tenemos de un color u otro. Es solo cuestión de descubrir y poner en práctica lo que el Señor nos ha dado por su gracia.

Es por eso que Pablo dice en el versículo 7 «Por lo tanto, no te falta ningún don espiritual mientras esperas ansiosamente que nuestro Señor Jesucristo sea revelado», y este es el asunto iglesia. La expresión de la manifestación del espíritu en nuestras vidas es la exteriorización de nuestros dones y de los frutos que los acompañan.

Cuando yo nací en Cristo, el Señor vino a verme con una gran canasta de regalos, llena de juguetes, artilugios y utensilios muy bien empacados, Ahora, porque yo era un bebé, ni siquiera podía alcanzar la canasta, por lo que Él tuvo que abrir y entregarme los que él sabía que eran los más fundamentales para mí en ese momento, como el discernimiento, la sabiduría, el apetito por el Señor y por su palabra, etc. entonces Él me dijo: «Aquí tienes mi bebé», “juega con estos por un tiempo hasta que aprendas a dominarlos y luego puedes abrir los otros.”

Y así, con este apetito, comencé a comer la Biblia, absorbiendo y masticando cada palabra, orando al Señor y pasando tiempo con él, y la sabiduría y el discernimiento me sirvieron para elegir sabiamente las cosas que hacía, para rechazar Las cosas de mi pasado que eran perniciosas, o dañinas para mi alma, aprendí a filtrar las cosas en las que yo ponía mis ojos, o a las que mis oídos prestaban atención, las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17), y esa novedad, y ese renacer, y esa hambre, me hacían saltar de alegría, de regocijo, me mantenían contento y parlanchín, siempre quería estar hablando de Cristo Jesús. Y luego comencé a dar mis primeros pasos, y pude alcanzar la canasta, así que abrí algunos de los otros regalos, no todos al mismo tiempo, pero los que el Espíritu me ayudó a discernir que eran los más adecuados para mi edad espiritual. Y así comencé a leer libros más grandes y mejores, me inscribí en una escuela de teología, un día comencé a hablar en lenguas y comencé a escuchar algunas palabras de Conocimiento desde el espíritu por aquí y por allá, y luego se desarrollaron mis pulmones y mis cuerdas vocales espirituales; Lo suficiente como para decir algunas palabras. Y así continué estudiando, y leyendo libros masivos todo el tiempo al mismo tiempo trabajando en la iglesia, y ejerciendo mi don de servicio y hospitalidad, ejercitando mis habilidades. Y después de muchos años, aquí estoy, ya crecido, y aun aprendiendo todos los días. Aprendiendo de otros pastores, de mi esposa y mis hijos, de libros, de la Biblia, del Espíritu Santo, siempre escuchando y dispuesto a tomar notas, sin importar quién esté hablando, siempre sabiendo que podemos aprender de cualquiera, y que el Santo Espíritu de Dios siempre extraerá las cosas buenas y provechosas de cualquier situación

Un joven llamado Charles Spurgeon, entró en una iglesia huyendo de la lluvia, y allí, había un predicador  quien, según él, era el predicador más inepto que él jamás había escuchado, este hombre no tenía ni idea de lo que estaba diciendo, y, sin embargo. Con las palabras de ese predicador, Charles Spurgeon, se sintió compelido en ese día, a entregarle su vida a Cristo. Charles Spurgeon fue el predicador más poderoso del siglo 19 aun hoy es llamado el príncipe de los predicadores. Y Dios le mostro a él la luz a través de alguien que no sabía ni hablar. Siempre tenemos que estar dispuestos a escuchar y discernir lo que sirve y lo que no sirve. Y con humildad recibir lo que Dios nos da a través de quien sea. Siempre y cuando seamos como los Bereos siempre escudriñando la palabra para asegurarnos que lo que se nos está diciendo es verdad de Dios.

Ahora bien, muchos cristianos recién nacidos reciben esta canasta llena de dones del Señor, mas ellos ignoran por completo los dones que son fundamentales para el comienzo de la vida cristiana, los arrojan a un lado cuando el Señor se los entrega, porque ellos quieren los más grandes, los más suntuosos, como hablar en lenguas, profetizar o predicar. Empiezan a patear la canasta hasta que logran hacer que uno o dos de estos regalos caigan cerca de ellos, luego rompen la envoltura rápidamente y comienzan a jugar con aquellos dones sin saber qué hacer con ellos, estos típicamente terminan arruinando sus vidas con falsas enseñanzas, y practicas erróneas que tergiversan las enseñanzas de las escrituras.

La iglesia de Corinto era una iglesia dotada, y uno de los mayores reproches de Pablo era precisamente que ellos pensaban que debido a que tenían ciertos dones, no necesitaban nada más, y por ende habían caído en el error

Cuando los setenta volvieron después de haber sido enviados por Jesús a predicar en las ciudades a donde El iría más tarde, y a sanar a los enfermos, abrir los ojos de los ciegos, etc., estos se jactaban ante Jesús (Lucas 10:17) » Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.» Su respuesta fue (Lucas 10: 18-20) «Vi a Satanás caer como un rayo del cielo… no se alegren que los espíritus se sometan a ustedes, sino alégrense de que sus nombres están escritos en el cielo”

Jesús les estaba recordando cómo Satanás se enorgullecía de sus dones y habilidades, y ahora está condenado al infierno. No podemos olvidar nunca de quién son esos dones ni de dónde vienen, porque, aparte de Jesús, no tenemos nada. Aparte de la gracia de Dios en Cristo Jesús, somos menos que nada, lo único que merecemos son las llamas del Infierno, más, en su misericordia, y sin que hubiésemos hecho nada para merecerlo, Él extendió su poderosa mano y nos sacó de la eterna Condenación.

Entonces, el siguiente versículo no. 8 dice: Él también te mantendrá firme hasta el fin, para que seas irreprensible en el día de nuestro Señor Jesucristo.

Y esto se relaciona perfectamente con el resto del texto, porque un Dios Soberano, quien derramó Su gracia sobre nosotros, y con ello nos dio una infinidad de dones, para que estemos preparados para la vida en el espíritu y para el Ministerio, también nos mantiene aferrados a Él, por la eternidad. No solo la eternidad después de la muerte cuando nos vayamos al cielo, sino desde el momento en que fuimos redimidos, y transformados en hijos de Dios. La palabra dice: “Él también nos guardará”, y esto es tan extraordinario, me da escalofrió solo pensarlo, pensar en la realidad de que el Señor, el Dios eterno, nos aferra a Él, por toda la eternidad, sin dejarnos ir

Jesús dijo en Juan 10:28 «y les doy la vida eterna, y nunca perecerán; y nadie los arrebatará de mi mano”

Efesios 1:13 dice que hemos sido sellados con el Espíritu Santo de la promesa

Romanos 12: 1 dice que ahora no hay condenación para aquellos que están en Cristo Jesús

Dios tomó sobre Sí mismo el hacerse pecado por nosotros, para purificarnos de toda maldad, para hacernos perfectos delante de Él, y Él hizo que la eternidad estuviera disponible para ti y para mí, solo porque a Él le agrado,

Entonces, ahora que por su sangre derramada he sido limpiado, he sido restaurado, he sido purificado, he sido liberado, soy aceptado, tengo una identidad, puedo hablar libremente con Dios, puedo decir con certeza y valentía, que soy irreprensible, delante del Señor.

Y cuando Jesús venga, estaré plantado de pie al frente de la fila, gritando, aquí estoy, Señor, porque hoy has completado el trabajo que comenzaste en mí hace mucho tiempo.

Tenemos un llamado amados, y una responsabilidad, ya que hemos sido dotados con el regalo más precioso, la esperanza de gloria, la seguridad de la vida eterna, ya que nos han sido dadas todas las herramientas que necesitamos para caminar sin mancha ante el Señor.

Y solo el dejar a un lado nuestros escudos y nuestras espadas, y permitirnos ser engañados por Satanás’ nos impedirá ser efectivos y poderosos soldados de Cristo.

Sin lugar a dudas, iglesia, tenemos una urgente necesidad de restaurar nuestras vidas, algunos de nosotros más que otros, porque todos somos seres defectuosos, todos estamos destituidos de la Gloria de Dios, pero Él nos ha redimido con Su sangre, para que podamos afirmar nuestra irreprensibilidad,

Juan dice en 1 Juan 1: 7 que «si caminamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos purifica de todo pecado».

Y realmente creo que la mayoría de ustedes quieren un caminar irreprensible ante Cristo, excepto que las luchas de esta vida siguen haciéndolos caer, y los moretones son muchos, pero ustedes no están derrotados,

Hebreos 12:12-13 dice: «fortalece tus brazos caídos y tus rodillas débiles». ‘Haz sendas niveladas para tus pies’ para que el cojo no se paralice, sino que sea sanado”

Tú puedes ser sanado esta noche de esta debilidad que te impide ser una casa de poder para el Señor. Dile no a la debilidad, porque el Señor te ha dado fortaleza. Así que hagamos un compromiso de tomar nuestra espada y ponerla a trabajar en nuestras vidas, cíñete con la completa armadura de Dios hoy, y dile al enemigo, nunca más seré engañado por ti, y a partir de ahora estoy caminando firme en mi fe, y le Estoy entregando todo mi tiempo al Señor.

Tú tienes lo que hace falta iglesia. El Señor ya te ha hecho irreprensible delante Él, así que anímate, como soldado de Jesucristo que eres y muéstrale que tú puedes serle fiel

Oremos

Rev. Jose A. Luna

Un Siervo de Jesucristo

21 de abril de 2018


Layout mode
Predefined Skins
Custom Colors
Choose your skin color
Patterns Background
Images Background
Morador Temporal2 Corinthians 4:182021